Posts Destacados

«Asesino por vocación», cómo se hace un asesino

July 3, 2018

1/10
Please reload

 Posts Recientes
Please reload

Los niños necesitan al lobo feroz.

March 24, 2018

¿Cuándo empieza a leer un niño?

 

Desde antes de saber leer. ¿En serio? ¿Cómo es posible? Cuando les contamos cuentos o les cantamos nanas les estamos preparando para la lectura.

 

Aunque hay que tener un plan, pues si nos quedamos ahí no lograremos que, más adelante, dé el siguiente paso: tomar un libro y sumergirse en su mundo.

 

De esto y de mucho más se ha hablado esta semana en el curso «Arte, palabra y lectura en la primera infancia» que se ofrece desde Innova moocEducaMadrid. Si te interesa el tema, estás a tiempo de inscribirte y acceder a toda la información.

 

«Los niños se lo llevan todo a la boca», ¿cuántas veces hemos dicho o escuchado esta frase? Precisamente, podemos aprovechar esta circunstancia para familiarizarlos con la lectura.

 

Los libros de tela y baño soportarán arañazos, golpes y babeteos. El niño jugará con el libro como con cualquier otro juguete. Pero es conveniente que, de vez en cuando y bajo nuestra supervisión, le permitamos manosear libros de verdad, para que poco a poco vaya centrándose en el contenido y no tanto en «la cosa».

 

Mira en este vídeo lo que nos explica Beatriz Sanjuán sobre los cuentos y descubre el modo de contárselos a los más pequeños.

 

Impresionante, ¿verdad?

 

«Los niños pequeños leen con todo el cuerpo; con todos los sentidos», ha dicho. ¡Qué fuerte! Y es que es cierto.

 

De la misma forma, esto debería darnos una pista sobre cómo debemos leer los cuentos a los niños. Mira el modo en que Beatriz nos «lee» un álbum ilustrado.

 

Reproduce el vídeo y deja que disfrute tu niño interior.

Hasta a mí me han dado ganas de tararear la melodía de la extraña orquesta.

 

De acuerdo, a lo mejor no todo el mundo tiene la habilidad y la gracia necesaria para hacerlo así de bien, pero ¿de verdad crees que un pequeñín va a darse cuenta? Quédate con lo importante: entonar, dar ritmo, imitar los sonidos de los animales, de la naturaleza, dar alguna sorpresa (que no susto)...

 

¿Quieres otro ejemplo?

Ahora piensa: ¿no crees que los niños a quienes acostumbremos a estos espectáculos se convertirán en lectores sí o sí? Y se me ocurren muchas más cosas a las que podrían aficionarse en un futuro: al teatro, a la escritura, a las artes, a la música, a la poesía...

 

¿Qué tipo de libros habremos de escoger para esta experiencia inicial?

 

. El álbum ilustrado será nuestra principal herramienta.

 

. Las ilustraciones llamativas y de colores brillantes atraerán su atención. Y si, además, los protagonistas son sus animales favoritos, todavía les resultarán más atractivas.

 

. Debe haber un personaje con quien se pueda identificar el niño. O, al menos, empatizar con él.

 

. Un desarrollo secuencial de la historia que el niño pueda comprender, ya que para él, los números de página o la división por capítulos no significan nada.

 

. Historias sencillas, pero con temas interesantes, donde se den pequeños conflictos que estimulen la curiosidad.

 

. Que no se centren solo en la narrativa, sino que permitan la interacción de onomatopeyas, gestos, percusiones y otros efectos sensoriales (en el vídeo anterior viste que Beatriz abanicaba con el libro para simular el viento).

 

. Beatriz nos dice que, actualmente, se consideran adecuadas las lecturas que hablan sobre conceptos y sensaciones que el niño pueda comprender con facilidad, que pueda nombrar. Pero también que es necesario ampliar esos conocimientos. Que no nos olvidemos de lo que es necesario y tampoco de lo que resulta placentero. ¿Cómo hacérselo entender al niño? Mediante la lectura, el tiempo y el espacio compartidos. Con la voz de sus padres como guía (¿quién mejor para leer un cuento a un niño?).

 

. «Aprendemos lo que nos interesa», dice Beatriz. Esto significa que quizá ese libro que se considera adecuado, resulta un aburrimiento para el niño, pues él lo que quiere es conocer los animales de la selva, por ejemplo. En nuestra mano está el adaptar estos cuentos para que puedan comprenderlos, pero dándoles lo que desean y necesitan.

 

. Que contengan símbolos. ¿Qué es un símbolo? El lobo de los cuentos lo es. ¿Cuántas veces ha visto a un lobo tu hijo? Probablemente ninguna. Sin embargo sabe lo que es y lo que hace. Los niños necesitan al lobo feroz, pues gracias a este tipo de símbolos pueden aprender lo que es la vida y a enfrentarse a ella.

 

En este sentido, cabe decir que hay cierto tipo de cuentos a evitar, y son esas versiones en las que en las que los protagonistas o los vencedores son los guapos, los ricos, los listos... Este tipo de personajes no ayudarán al crecimiento moral e intelectual del niño.

 

Mira cómo te lo explica Beatriz en este corto vídeo.

Por último, cabe preguntarse: ¿cómo empezar y cómo hacer evolucionar las lecturas que proporcionaremos a nuestros niños? Siéntate tranquilo y elabora una «escalera de libros».

 

La escalera de libros.

 

Consiste en una serie de lecturas que irás compartiendo con tus hijos a medida que vayan creciendo. Esta escalera puedes construirla tú mismo o utilizar las que ya han «construido» anteriormente otros padres o educadores.

 

En este chulísimo vídeo te lo explica Beatriz Sanjuán mucho mejor que yo.

 

Para mí sería un honor y un placer que alguno de los peldaños correspondientes a los 8-9 años de tu escalera estuviese formado por uno de mis libros infantiles y juveniles como «La Torre de Sabiduría. El libro de Mikel» y «Abuelos y nietos contra los extraterrestres», cuya información completa se halla en www.javinavas.es

 

 

Please reload

SÍGUEME

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • YouTube
  • Instagram

© 2014 by Javier Navas Llorente. Proudly created with Wix.com

www.javinavas.es pertenece a Javi Navas Llorente.

PÁGINA HERMANA: www.polvoltim.com (entrenamentos de salto con pértiga)

Ver el AVISO LEGAL

Ver la POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE DATOS Y DE COOKIES.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now