Posts Destacados

«Asesino por vocación», cómo se hace un asesino

July 3, 2018

1/10
Please reload

 Posts Recientes
Please reload

Las mascotas y «El principito» de Antoine de Saint-Exupéry.

April 28, 2018

 

«El principito» contiene multitud de escenas geniales que dan para muchas interpretaciones e intensos debates. Pero, sin duda, la que más me ha emocionado es la que protagoniza junto con un zorro.

Para que se entienda, tengo que decir que, en su minúsculo planeta, el principito cuidaba de una rosa a la que quería y trataba con esmero. Esta le había dicho que era única en el universo y él así lo creía. Pero al llegar al planeta Tierra, el principito se encuentra con un campo de rosas; cientos de ellas. Se desilusiona, pues piensa que su rosa quizá no sea ya tan especial.

Entonces, se encuentra con un zorro y entabla una conversación (inciso: cuando el zorro habla de «domesticar» yo lo cambiaría por «adoptar»).

«Nada es perfecto ―suspiró el zorro―. Mi vida es monónota: cazo gallinas y los hombres me cazan a mí. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres se parecen entre sí. Por lo tanto, me aburro un poco. Pero si tú me domesticaras mi vida sería radiante y cálida. Conocería un ruido de pasos diferente al que me obliga a refugiarme en mi cubil. Los tuyos, en cambio, me harían salir de mi madriguera; serían como una música. Y, además, ¿ves esos campos de trigo? Yo no como pan y el trigo es inútil para mí, los campos de trigo no me dicen nada. ¡Es bien triste! Pero tú tienes cabellos de color de oro. Y si me domesticaras, ¡sería maravilloso!, pues los campos de trigo me recordarían tus cabellos de oro...».

 
¿No te parece que es lo que te diría tu gato o tu perro si pudiesen hablar? Pero es que hay más:

«Solo se conocen bien aquellas cosas que se domestican ―dijo el zorro―. Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existe ningún comerciante de amigos, los hombres ya no tienen amigos. Si quieres tener un amigo, ¡domestícame!

»¡Domestícame..., por favor!».

Este párrafo me recuerda al modo en que mi gata Venus me pidió que la «domesticase». Un verano, yo iba todas las mañanas a escribir a la terraza de la cafetería de mi urbanización. Y siempre aparecía una gatita escualida para mendigar comida. Empecé a llevarle pienso y llegó un día en que se acurrucó sobre mis muslos y se quedó dormida. ¿Qué podía hacer? ¿Cómo negarme a su petición de auxilio?

Tras la experiencia vivida con el zorro, el principito regresa de nuevo al campo de rosas.

«―En realidad no os parecéis en nada a mi rosa, ni sois nada todavía. Nadie os ha domesticado ni vosotras habéis domesticado a nadie. Sois como era mi zorro. Antes de que lo domesticara era un zorro igual a otros cien mil. Ahora que lo he hecho mi amigo, es un zorro único en el mundo».

¿Os identificáis con lo que sentís por vuestras mascotas?

 

 

«Sois realmente hermosas, pero vacías ―añadió el principito―. Uno no se siente impulsado a dejarse morir por ustedes. Cualquiera pensará que mi rosa se parece a ustedes; pero ella sola es para mí más importante que todas ustedes juntas, porque ella es la que he cuidado y regado...».

Quedándonos con lo positivo y haciendo un esfuerzo por ignorar el menosprecio que hace a las demás rosas, lo que dice es muy cierto, y es que nuestras mascotas se convierten en parte de nuestra familia.

Por último, el zorro le brinda varios consejos que el principito repite para no olvidarlos:

«No se ve bien sino con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos».

«Es el tiempo que has perdido con tu rosa lo que la hace tan importante».

«Eres responsable para siempre de cuanto has domesticado. Eres responsable de tu rosa».

Y aquí es cuando envío una maldición a todos los que abandonan «las rosas» que están bajo su responsabilidad.

 
¿Te gustan las lecturas en las que los animales son protagonistas?

En «La torre de sabiduría. El libro de Mikel», dos gatos acompañan al protagonista en su travesía por un mundo de fantasía y aventuras. Por cierto, son mis gatos Pole y Pit. La información completa, videopresentación y opiniones de lectores están en www.javinavas.es/latorredesabiduria

Y si necesitas información sobre cómo cuidar, alimentar y entender a tu gatito, te ofrezco: «Cuida de tu gato. Consejos para adoptantes primerizos». Encuéntralo en www.javinavas.es/vidasana

 

 

Please reload

SÍGUEME

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • YouTube
  • Instagram

© 2014 by Javier Navas Llorente. Proudly created with Wix.com

www.javinavas.es pertenece a Javi Navas Llorente.

PÁGINA HERMANA: www.polvoltim.com (entrenamentos de salto con pértiga)

Ver el AVISO LEGAL

Ver la POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE DATOS Y DE COOKIES.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now